El papel de los animales en la agricultura ecológica

El papel de los animales en la agricultura ecológica 1280 854 FaunaMix | Lo que tu mascota necesita

Los animales de granja son una parte importante integrada de la mayoría de las granjas orgánicas. Realizan valiosas contribuciones a la productividad y sostenibilidad de los sistemas agrícolas orgánicos. Además de este fuerte vínculo económico entre humanos y animales en la agricultura orgánica, también existe un vínculo moral (y a veces emocional) con los animales como seres sensibles y semejantes en este planeta. Esto impone una responsabilidad a los humanos por el bienestar de los animales de granja. Sin embargo, el desarrollo de la cría de animales orgánicos ha sido más lento que la producción de plantas orgánicas. Hay varias razones para esto, históricas y filosóficas, así como el hecho de que la investigación sobre producción animal a menudo es más cara y difícil de realizar en comparación con la investigación de cultivos. Sin embargo, la investigación con animales orgánicos ha aumentado considerablemente en varios países europeos últimamente y, como resultado de esto, se puede esperar una mayor eficiencia y productividad en la producción animal orgánica, así como un mejor bienestar animal.

Existe un gran interés por la agricultura ecológica en Europa, tanto entre políticos, consumidores y agricultores. La agricultura ecológica está subvencionada por la UE y la Comisión está trabajando actualmente en un plan de acción para la alimentación y la agricultura ecológicas. Los animales son una parte importante de la mayoría de las granjas orgánicas y la investigación para desarrollar mejores sistemas orgánicos ahora se realiza en muchos países europeos. Por lo tanto, podemos esperar que la producción animal orgánica aumente durante los próximos años. Al mismo tiempo, existen desafíos y dilemas que el movimiento orgánico y los agricultores orgánicos deben enfrentar y resolver para mejorar la producción animal y mantener la credibilidad y la confianza entre los consumidores, por ejemplo en relación con el bienestar animal.

En la agricultura orgánica, la agricultura a menudo se denomina agroecosistema. Un agroecosistema es una comunidad de plantas y animales que interactúan con sus entornos físicos y químicos que han sido modificados por las personas para producir piensos, fibras y otros productos para el consumo y procesamiento humanos. El objetivo de la agricultura orgánica es diseñar un tejido de agroecosistemas dentro de una unidad de paisaje, cada uno imitando la estructura y función de los ecosistemas naturales locales, adquiriendo así su resiliencia y sostenibilidad. Idealmente, el agricultor orgánico manipula el ecosistema natural para lograr una producción sostenible, utilizando una comprensión de las relaciones ecológicas mientras trata de minimizar el uso de insumos externos y el daño al medio ambiente.

Si bien es posible crear agroecosistemas sin animales de granja, los animales brindan ventajas sustanciales para la productividad y sostenibilidad del sistema. Por ejemplo, los animales de granja tienen un papel importante en el procesamiento de biomasa y el reciclaje de nutrientes. Los sistemas de agricultura orgánica con herbívoros son generalmente más productivos que aquellos sin ellos. Los animales pueden llenar nichos tróficos que de otro modo no se utilizarían, por ejemplo, tierras marginales que de otro modo no serían aptas para la agricultura. Sin embargo, para crear agroecosistemas sostenibles, el componente animal debe cumplir con ciertos requisitos: –

1. La selección de especies y razas debe adaptarse a la producción agrícola adecuada para el área, a los recursos disponibles en la finca o en la región y a las condiciones agroclimáticas locales.

2. El número de animales debe estar equilibrado en relación con la posible producción agrícola y los recursos disponibles.

3. Los sistemas de cría deben diseñarse para evitar dañar el medio ambiente y minimizar el uso de energía fósil.

Los rumiantes, como el ganado vacuno y ovino, tienen un papel particularmente importante en los agroecosistemas, ya que procesan leguminosas forrajeras. Estos son la columna vertebral de la producción de cultivos orgánicos debido a su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico. Para obtener suficiente nitrógeno en una rotación de cultivos orgánicos, aproximadamente un tercio de los cultivos deben ser leguminosas. En la práctica, esto significa que la producción animal orgánica debe basarse en rumiantes (y que estos se alimentan como rumiantes). Por el contrario, los animales monogástricos, como los cerdos y las aves de corral, requieren proteínas de alta calidad en sus dietas. Se puede considerar que estos animales compiten con los humanos por la comida, al menos en la medida en que utilizan fuentes de proteínas adecuadas para el consumo humano directo. Por lo tanto, a veces se argumenta que los animales monogástricos deben considerarse marginales en la agricultura orgánica, principalmente para ser alimentados con desechos agrícolas. También pueden contribuir al agroecosistema mediante la producción de servicios útiles, como el control biológico de malezas o plagas.

Los enfoques de desarrollo para la producción animal orgánica en los países en desarrollo deben basarse en situaciones realistas y prácticas. Primero, se deben reconocer las limitaciones y complejidades del mercado de exportación de productos animales, mientras que existen mayores oportunidades de mercado para productos animales orgánicos a nivel local, por ejemplo, carne y huevos de pollo autóctonos. Los enfoques prácticos para la agricultura orgánica deben basarse y desarrollarse a partir de sistemas de producción animal localmente existentes que ya tienen un gran parecido con las prácticas orgánicas prescritas, como las mencionadas anteriormente para la producción de pollos rumiantes e indígenas. Las normas y directrices locales para la cría de animales orgánicos deben considerarse y desarrollarse inicialmente a partir de las prácticas de cría de animales existentes. El desarrollo adicional de tales estándares será un proceso continuo basado en experiencias prácticas obtenidas de la producción, procesamiento y comercialización de los productos animales orgánicos resultantes.

El éxito de la promoción de la cría de animales orgánicos a nivel nacional dependerá de muchos factores importantes, incluidas las políticas gubernamentales y los apoyos legislativos, la infraestructura socioeconómica, la capacitación y extensión agrícola, así como otros apoyos técnicos.

#papel #los #animales #agricultura #ecológica